México

Dolores Hidalgo

dolores-hidalgo

Si decimos Dolores Hidalgo queremos decir cuna de la independencia de México. Los mexicanos se sienten super orgullosos de este pueblo ya que se puede decir que de aquí surgió el movimiento que consiguió empezar con la independencia de México.

El cura Hidalgo llegó a la iglesia de Dolores Hidalgo y allí convocó a unas 400 personas armados con herramientas para que le ayudasen a iniciar una marcha que acabaría en la alhóndiga de Granaditas de la ciudad de Guanajuato. Nuestro guía José Alamilla lo cuenta estupendamente.

¿Qué puedes hacer en Dolores Hidalgo?

Dolores Hidalgo es un pueblo pequeñito, que se ve en un sólo día pero no por eso quiere decir que puedas no visitarlo en el itinerario que hagas por el departamento de Guanajuato. Tiene actividades que son imprescindibles y únicas aquí.

Visitar la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores

Es un claro ejemplo de arquitectura barroca mexicana. Te sorprenderá ver que es rosa pero es que en Guanajuato hay otras iglesias de cantera de ese color. Su interior también es muy importante porque tiene unos retablos que quisieron pintar en verde pero al final quedaron en color natural que son únicos en México.

Dentro están la virgen de Dolores y también la de Guadalupe. La de Guadalupe es una virgen morena. Cuentan que se hizo así para que los mexicanos se sintieran más identificados que con la Virgen de piel blanca.

Sentarte en un banco del jardín de la Independencia

A nosotros nos sorprendió mucho lo profesionalizado que está el oficio de limpiabotas. Tenían incluso una especie de “casita” para trabajar tranquilamente. Es un placer sentarte a observar con la minuciosidad que trabajan. También es interesante ver a la gente del pueblo ya que son muy locales, los veras con sus sombreros grandes y siempre sonrientes.

En cuanto a la arquitectura, hay una casa que te llamará la atención que es la casa de visitas del siglo XVII que es donde duerme el presidente de México cuando va a Dolores Hidalgo. También está ahí el museo casa Hidalgo donde vivió el famoso cura.

Dolores Hidalgo
Limpiabotas trabajando en el jardin de la Independencia frente a la estatua del cura Hidalgo

Ir al museo de José Alfredo Jiménez

“Con dinero y sin dinero hago siempre lo que quiero…” y “Si nos dejan nos vamos a querer toda la vida” son algunas de las muchas de las canciones de este compositor mexicano que han sido interpretadas por cantantes como Luis Miguel, Joaquin Sabina, Chavela Vargas o Plácido Domingo.

Esta era la casa del famoso cantante. La visita cuesta 40 pesos y abre todos los días del año. En Dolores Hidalgo es queridísimo porque además creó el himno de Dolores Hidalgo. ¡El museo además es uno de los más visitados de México! Puedes ver la cocina que tenía el autor e incluso su habitación (la sala del rey).

Si eres muy fan también puedes ir a visitar su tumba, venerada por los mexicanos porque no tiene una tumba cualquiera. Está decorada con un gran sombrero y muchísimo color.

Dar un paseo por el centro histórico

Lo mejor que tiene Dolores Hidalgo sin duda es su gente. A pesar que mucha gente visita su pueblo no dejan de ser personas amables y curiosas. Por eso lo mejor que puedes hacer para conocerlas es ir dando un paseito a su mercado: el mercado de la independencia. ¡Puedes comer allí verdadera comida mexicana y barata!

Comprar cerámica

La cerámica vidriada es desde el siglo XVI lo que más ha caracterizado la región y es además uno de los mayores productores de azulejos  tradicionales de México. Es interesante que vayas a un taller artesanal a ver cómo hacen las diferentes piezas. Nosotros compramos una taza de Frida Kahlo pero en calavera que es una pasada de bonita.

Comer nieves o helados

Todo el mundo que va a Dolores Hidalgo se tiene que comer una nieve, si no es como si no hubiese estado… Hay muchos puestos de nieves alrededor de la plaza principal que está frente a la iglesia. ¡Y te vas a volver loco! Porque los vendedores te dejaran probar todos los gustos que quieras. Pero cuando pruebes el de queso… ¡No va a querer otro!

Como dato curioso hay uno que se llama el “rompe dietas” (de mantecado) que está muy rico también. ¡Muy ocurrentes estos mexicanos! Depende del tamaño te costarán 35, 40 o 45 pesos en forma de cono, vaso o flor.

Dolores Hidalgo
Helado de queso en unos los muchos puestos de nieves (helados)

Cata y maridaje en los viñedos de Dolores Hidalgo

Esta experiencia fue muy bonita porque nos montamos como en un carruaje que se utilizan para hacer la peregrinación a la Virgen del Rocío en Almonte (Huelva) y recorrimos así los kilómetros de viñedos que hay hasta llegar a la villa.

Allí nos explicaron el proceso del vino y tuvimos la suerte de hacer un maridaje en “Cuna de tierra”. Probamos tres vinos (el más rico era “Cuna de tierra”) degustándolos con burrata, aceite de oliva que hacen ellos mismos, almendras o quesos. La botella de vino cuesta entre 280 y 600 pesos la más cara.

Dolores Hidalgo
Estos son los vinos que probamos en nuestra cata

Cuándo visitar Dolores Hidalgo

Sin duda el 15 de septiembre porque es el día que se celebra la independencia. Los méxicanos cuentan que hay que ir una vez en la vida a celebrar esta fiesta ahí. Dura casi tres días, lo celebra todo el pueblo y por supuesto se llena así que ¡reserva con tiempo!

Y sin duda, para estar tranquilo visitando la ciudad (siempre puedes ponerte enfermo, caerte…) lo mejor es que tengas un seguro de viajes. Nosotros siempre viajamos con Iati, y si te animas a hacerte el seguro con ellos te dejamos este link para que te hagan un descuento de nuestra parte… 😉

3 Comentarios
Comparte

Comentarios

  1. Margalliver
    17 agosto 2018 at 12:03 pm

    Sin duda me habéis descubierto un pueblo nuevo que visitar, y si algún dia puedo ir, sin duda intentaré que sea el 15 de septiembre para vivir esa fiesta de la independencia ;D

    Saludos chicoss

  2. DinkyViajeros
    17 agosto 2018 at 2:57 pm

    ¿Helado de queso? 🤔 ¡Eso tenemos que probarlo! Con lo que nos gusta a nosotros el queso, podríamos hacer una ruta gastronómica por el pueblo: primero la cata de vinos y quesos y luego, de postre, la nieve de queso. Se nos hace la boca agua sólo de pensarlo. 😂😂😂

    Saludos.

    • Happy Travel
      19 agosto 2018 at 11:49 am

      No os hacéis una idea de cómo está el helado de queso… Querréis desayunar helado de queso, comer helado de queso, cenar helado de queso… 😉

Responde tu comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.