Navarra, Sin categoría

El santuario de San Miguel de Aralar (Navarra)

santuario-san-miguel-aralar-navarra

El santuario de San Miguel de Aralar está en la frontera entre Gipuzkoa y Navarra (en el lado navarro).

San Miguel in Excelsis, es un santuario que tiene dos mil años y está en la cima del monte Artxueta. Se puede llegar hasta el mismo santuario en coche, así que diversión y cultura están aseguradas. Sandra ha visto en pocas ocasiones la nieve, así que esto había que solucionarlo e ir a este santuario navarro en invierno. ¡El paisaje nevado es precioso! Además en la nieve hay muchísimas cosas que hacer gratuitas, como tirarte con una bolsa de plástico, pero la opción que os proponemos es mucho mejor, porque ¡resbala más y tendrás más adrenalina! ¿Y qué nos decís de hacer muñecos de nieve? Esto en el norte es de lo más normal, pero en Andalucía hay que ir a Sierra Nevada y poco más… También podéis hacer las típicas batallas de bolas de nieve, o hacer “el ángel” en el suelo. Esto es algo que ella siempre había visto en la tele, pero que no había hecho nunca. Además, después de hacer todo esto, lo que tenéis que hacer es visitar el santuario y así tendréis un día redondo.

A nosotros, nos encantan las leyendas, y la leyenda de este santuario de Navarra es especialmente bonita: Había un caballero (Teodosio de Goñi) que volvía a su castillo, cuando se le apareció el diablo disfrazado, y le hizo creer que su mujer le engañaba con un criado. Entonces, el caballero, entro en su habitación y apuñaló a las dos personas que dormían en su cama sin mediar palabra. Salió del castillo, y se encontró a su esposa que salía de misa. Fue de nuevo a la habitación y descubrió que a quien había asesinado era a sus padres. Fue a pedirle perdón al Papa, y éste le dicta como penitencia vagar por las tierras de Aralar con unas pesadas cadenas atadas a la cintura. Hasta que no se le cayeran las cadenas, no estaría perdonado.

Santuario de San Miguel de Aralar (Navarra)
https://delreynomundura.wordpress.com/

Entonces es cuando aparece en la historia un dragón que vivía en una de las muchas cuevas que había en la sierra de Aralar(podría ser la cueva de Mendukilo por ejemplo). Los navarros, estaban hartos que el dragón atacara a los pastores, así que lo que hacían era ofrecer una persona al año al dragón para que no atacara a los demás (a saber cómo elegían a la persona del año que se convertiría en su alimento). Teodosio vio la oportunidad, y se ofreció como voluntario para ser comido por el dragón. El caballero fue a la cueva, y cuando vio al dragón tuvo mucho miedo, se puso de rodillas, y exclamó:

¡San Miguel me valga!

Es en este momento, cuando apareció el Arcángel y mató al dragón al grito de: ¡Quién como Dios! Justo en ese momento, se le cayeron las cadenas porque Dios le perdonó.

Y esta historia tiene un final feliz porque Teodosio volvió a su castillo con su esposa, y quiso agradecerle al Arcángel lo que había hecho por él. ¿De qué forma? Construyendo el santuario de San Miguel de Aralar junto a su mujer. ¿A que ahora os gusta más el santuario?

0 Comentarios
Comparte

Responde tu comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?