Islandia

Cinco cascadas de Islandia que te dejarán sin habla

cinco-mejores-cascadas-islandia

Islandia te dejará con la boca abierta por su gran número de cascadas. Lo más sorprendente es que puedes encontrar por todas partes. Cuando menos lo esperes, ahí aparecerá una catarata descomunal como si se tratara de lo más normal del mundo. No hay un solo rincón que no tenga saltos de agua y a cada cual más espectacular que el anterior. No te cansaras de mirar. Hay tantos que muchos ¡ni siquiera tienen nombre!

En general no tendrás que desviarte demasiado ni hacer grandes caminatas para quedar hipnotizados por algunas de las cascadas más bellas porque se encuentran muy cerca de la Ring Road. Es más algunas están perfectamente habilitadas para que personas con movilidad reducida puedan disfrutar del espectáculo. Ojalá siempre fuera así.

Difícil decisión

Si somos defensores de que existe un tipo de viaje en función de cada persona, imagina la cantidad de clasificaciones distintas que puede haber sobre las cascadas islandesas… A la hora de establecer este ranking hemos valorado mucho la forma de la propia catarata, la altura, la cantidad de agua, cómo es el camino para llegar y, sobre todo, lo que nosotros sentimos al estar frente a ella.

Además, hay que tener en cuenta que Islandia cambia muchísimo dependiendo de la época del año. Así, quizá elegiríamos otras si las hubiéramos conocido, por ejemplo, en verano. Quién sabe. Por eso, nos gustaría que nos dejaras tu opinión en los comentarios, si crees que falta alguna en este Top 5 o si cambiarías a lo mejor el orden.

 

Las mejores cascadas de Islandia

1. Svartifoss: una cascada entre columnas de basalto

Es una cascada espectacular y diferente a todas las demás que hemos visto en nuestra vida. Sentirás que estás viendo el órgano de una catedral. Tiene unas columnas hexagonales basálticas negras de origen volcánico que son las que le dan el nombre. Está dentro del Parque Nacional Skaftafell y el simple hecho de llegar hasta ella ya es una experiencia si vas en invierno.

Resulta tan impresionante que algunos arquitectos islandeses se han inspirado para diseñar edificios emblemáticos del país. De hecho, si ves la iglesia Hallgrimskirkja en Reykjavik, entenderás perfectamente que es así.

columnas basalto cascada svartifoss islandia
Las columnas parece que las ha diseñado un arquitecto

 

El consejo

No hay que recorrer un camino larguísimo, pero si tendrás que estar un poquito en forma para caminar río arriba y, curiosamente, después de un buen rato, bajar una pendiente enorme. Hay que tener mucho cuidado con la última bajada si vas en otoño o invierno porque estará resbaladizo por el hielo y puede ser peligroso. De todas formas, nosotros íbamos tranquilos por la vida, porque sabemos que si nos caemos, siempre podemos tirar del seguro de viajes. Por cierto, si quieres contratar el que nosotros siempre usamos (IATI), con este enlace te hacen un 5% de descuento. 

2. La Cascada de los Dioses

Godafoss (literalmente, la Cascada de los Dioses) se llama así porque, según cuenta la leyenda, hubo un día que los islandeses decidieron que la religión del país sería la cristina. Por eso, una vez tomada la decisión, uno de los dirigentes lanzó a las aguas de la cascada todas las estatuas de los dioses paganos. Y así perdura el nombre hasta nuestros días. Su forma semicircular hacer que tenga varias caídas de agua y, aunque no es muy alta, te quedarás con la boca abierta.

godafoss islandia cascada dioses
Aquí fue donde tiraron a los dioses paganos

Imposible no verla

Está en el norte de Islandia a tres cuartos de hora de Akureyri, pero tan pegada a la Ring Road que es inevitable verla. A unos 150 metros hay una pequeña Guesthouse.

3. El rugido de Dettifoss

Esta cascada fue la que más nos impresionó por su inmensidad. Es la que más agua mueve de toda Europa y tiene 100 metros de ancho y una caída vertical de 44 metros. Parece mentira que un río aparentemente tranquilo que discurre por el cañón Jokulsargljufur caiga con tantísima fuerza y violencia. Tiene un montón de miradores y algunos están justo encima de la caída. Si te colocas en ellos ten cuidado con los oídos. Sí, con los oídos. El sonido es tan fuerte que parece que un león estuviera rugiendo con todas sus fuerzas a un centímetro de ti. Es sencillamente brutal.

cascada más caudalosa agua islandia dettifoss
Cae medio millón de litros de agua por segundo

El dato

No se consigue ser la cascada más caudalosa de Europa por casualidad. En Dettifoss puede llegar a caer hasta medio millón de litros de agua ¡por segundo! Sólo de pensarlo pone los pelos de punta.

Cómo llegar

Con esta cascada hay una ventaja que es a la vez un problema. Para llegar hay que circular por la Ring Road y escoger o la 862 o la 864. Ninguna de las dos carreteras es una maravilla, pero tendrás que elegir. A la zona mejor acondicionada se llega por la 862, que también es más corta. Sin embargo, muchos recomiendan la 864 porque puedes caminar por las rocas del río y casi saltar a la cascada, por lo que las fotos pueden ser más espectaculares. Cuestión de gustos. Eso sí, si vas en invierno vete por la 862 porque caminar por las rocas a las que llegas por la 864 supone jugarse la vida de una forma muy tonta.

4. Gullfoss: la cascada del Círculo Dorado

Sin duda es la más turística de todas porque forma parte del Círculo Dorado, pero no por eso deja de ser sorprendente. Es enorme y están compuesta por varios saltos de agua que la escalona en numerosos niveles, aunque oficialmente sean sólo dos. La califican como “dorada” porque los rayos solares producen con la neblina del agua un efecto tostado.

En los años 20 estuvo a punto de desaparecer porque querían hacer una presa en el río. Sin embargo, la hija del dueño de esas tierras, amenazó con quitarse la vida si se construía y el plan quedó abandonado.

gullfoss circulo dorado cascada islandia
Gullfoss está en la ruta del Círculo Dorado

La más fácil de visitar

Se encuentra a sólo unos 100 kilómetros de Reykjavik y su acceso por carretera es tremendamente sencillo. Además, dispone de parkings enormes y gratuitos. De todas formas, desde la capital hay decenas de excursiones que te llevarán hasta allí si prefieres no conducir. Por cierto, los senderos para disfrutar de Gullfoss están perfectamente adaptados para todo el mundo..

5. Seljalandsfoss: la cascada más fotografiada

Si haces una búsqueda en google, siempre encontrarás en las primeras opciones que se ofrecen esta cascada. Tiene una altura de 60 impresionantes metros. Se puede hacer una ruta de trekking para conocer la parte superior, pero lo que la hace ser un must es la parte de abajo. No es la única, pero sí es una de las más accesibles si quieres recorrer el interior. De hecho, hay una imagen de reclamo turístico de Islandia tomada desde dentro. Y es que si esperas al atardecer, sobre todo en primavera, se producirá un arcoiris mágico delante de tus narices. De todas formas, si vas en invierno no podrás cruzar porque el camino se congela y no es bonito matarse por sacar una foto…

Si recorres el sur por la Ring Road, sólo tardarás una hora y media en llegar hasta el desvío 249. A 300 metros dejas el coche y te espera la cascada.

seljalandfoss cascadas islanda 60 metros de altura
Es muy fácil llegar, pero en invierno el hielo lo cubre todo

Llévate un buen chubasquero

Llevar ropa impermeable es necesario en cualquier lugar de Islandia y en cualquier época del año. Eso sí, si pretendes pasar por detrás de Seljalandfoss más te vale llevar un buen chubasquero. Las fotos serán preciosas, pero tendrás la sensación de estar en la ducha.

¿Te ha gustado la lista de cascadas? Dinos qué te parece y qué otras cascadas has visto por todo el mundo que sean igual de impresionantes que éstas. ¡Y suscríbete a nuestra newsletter para ver nuestro vídeo más divertido!

0 Comentarios
Comparte

Responde tu comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.